Rogelio Aguas.

lunes, 5 de febrero de 2007


¿Hay algo mas apoteósico que ver a Pink Floyd en vivo?...

...para este servidor, no lo creo. Pero si hay algo medianamente cercano a ello, y es presenciar un show de Roger Waters en el cual interprete en su totalidad el disco mas vanagloriado aclamado de la historia del rock: The Dark Side of the Moon. Otro Plus al vivir en Europa.

Pues, como habré mencionado ya, una de las ventajas de vivir aquí en Madrid es la cantidad de conciertos a los que puede uno asistir. A diferencia de Venezuela, uno aquí no deja de presenciar un buen concierto porque no hay artista que presenciar, sino porque probablemente te toque escoger a cual asistir y dejes por fuera a alguno que también te llamaba la atención. Si, ya se que esto se lo deben saber de memoria, pero cada vez que escucho a algun amigo en Venezuela decir algo como "viene Iron Maiden!", o "ahora si viene Judas Priest", o --el último rumor ya desmentido-- el de "Viene Motorhead!", me da rabia que estemos tan negreados, porque al final mas del 80% de esos tubazos terminan cayendose. Y es que, desafortunadamente la época dorada de los buenos conciertos en Venezuela (desde principios de los 80's a finales de los 90's), ha caducado hace tiempo ya. Lamentablemente me perdí muchos de estos, bien sea por haber estado muy chico (caso de Queen o Iron Maiden, por ejemplo), o el caso de estar pegado en otra onda (caso Roger Waters en el Valle del Pop).

A Roger waters, sencillamente me lo perdí porque no habia "evolucionado" lo suficiente para comprender la verdadera importancia de este tío en la música, no me tripeaba mucho su obra. Sin embargo me gustaba Pink Floyd en cierta forma, pero lo veia mas como que "Pink Floyd" era David Gilmour. Siempre me arrepentiré de no haber ido ese fulano día al Valle del Pop a presenciar un deslumbrante concierto, que hasta helicópteros fueron parte del show. Sin embargo, el momento para redimir mi ignorancia (o desinformación) músical, ha llegado: el 21 de Abril del 2007, en Barcelona-España, será cuando me desquite viendo a este señor tocando por un lapso de casi 3 horas, incluyendo el Dark Side of the Moon de principio a fin. Cabe destacar que este mismo show, se presentará en latinoamérica, y si alguien es muy fan de la obra de Pink Floyd, podría verla en Bogotá (es lo mas cercano a Venezuela que pasará). La razón por la cual no pasará por Venezuela, deduzcanla ustedes mismos.

Solo creé este post para poder restregarselo en cara a un par de buenos amigos. Disculpenme, tenía que hacerlo. Les prometo que si me dejan pasar la cámara, hasta filmaré la canción que ustedes me pidan y tomaré bastantes fotos para la posteridad (a ver si terminan de dar el paso de atravesar el charco). Por cierto, se presenta otro bandon (acá en Madrid), pero debía escoger entre esta y Roger por un tema monetario. Se que no me equivoqué, aunque se de alguien por la blogosfera que me mataría si se entera de que decidí no asistir a Marillion.

Y este miercoles 14, me espera Nine Inch Nails.

2 comentarios:

Alex dijo...

Bueno, yo creo que iré a Bogotá a verlo... son como dos palos en gastos pero que coño, es Roger Waters y lo merece

D´Hers dijo...

Yo queria ir con Maru a Bogota, pero lamentandolo muchisimo no es muy viable para ambos